Corona Mejicana

En estas últimas entradas os hemos ofrecido varias recetas que podrían encuadrarse en el apartado de dulces y aunque tenemos un par de recursos pendientes, creo que ya era hora de poner una receta salada.

Generalmente, para hacer las recetas nos juntamos mi hermana y yo y nos liamos en nuestro taller hasta tenerlas listas. En un ambiente de harina y luces, vamos cocinando poco a poco para poner a vuestro alcance recetas que os puedan resultar sabrosas y sencillas de hacer. Bajo esa premisa, cocinamos y ponemos a prueba cositas que vemos por la red o que nos llegan a la cabeza alguna noche de no poder dormir (he de confesar que antes me costaba dormir cuando me rondaba una idea por la cabeza y era por el miedo a que el sueño se apoderase de esta idea y no quisiera grabarla en mi memoria para el día siguiente. Hace una temporada que me acompaña siempre mi libreta, de esta manera no lo olvido, cuando algo me ronda, enseguida lo anoto, así ya no tengo que hacer esfuerzos recordando, me vale con volver a releer lo que he escrito…¡Y funciona!) Manzanitas, ¿a vosotras os pasa algo parecido?

Volviendo a lo que hoy nos ocupa, la receta salada que os presento es de aquellas que resultan atractivas si o si, ya sea para llevar a casa de alguien o para servirla tú como anfitriona o incluso para una celebración informal. Es una versión de las típicas fajitas mejicanas.

Ingredientes

  • 6 Tortillas de trigo o maíz (si son grandes, mejor)
  • 300 g de queso rayado variado, también sirven lonchas de queso (tipo cheddar, mozzarella o de vaca semicurado)
  • 2 pechugas de pollo
  • 2 pimiento rojos
  • 2 pimientos verde
  • 2 cebollas
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta
  • Especias mejicanas para fajitas o tacos o burritos.
  • Agua o caldo de pollo en cantidad suficiente
  • Primero de todo lavamos los pimientos. Quitamos el pedúnculo y las semillas de los pimientos y los cortamos en octavos (los rojos) y en cuartos (los verdes). Pelamos la cebolla.

Los cortamos en juliana y los pochamos en la sartén a fuego medio con un chorrito de aceite. Ir removiendo para que no se pegue y añadir un poco de agua o bien, caldo de pollo para que se poche bien la verdura y salpimentarla. Cuando esté casi hecha, se deja reducir el jugo. Se retira de la sartén.

Se fríen las pechugas. Yo las hago a filetes y frío los filetes. Luego una vez fritos y templados, los corto con tijeras a tiras pequeñas. Otra opción es cocer las pechugas en caldo (por ejemplo) y una vez fría, hacerlas a hebras con ayuda de unos tenedores.

Mezclar todo bien y añadir una cucharadita de especias para fajitas, tacos o burritos. Con esta cantidad de verdura y pollo tienes para dos roscas, así que si solo necesitas hacer una, el resto lo puedes congelar y usar en otra ocasión.

Precalentar el horno a 180ºC por arriba y abajo.

Cortar con un aro cortapastas o con un cuchillo y un vaso boca abajo (5-6 cm de diámetro) un orificio central en tres de las tortillas. Las otras 3 córtalas con un cortapastas más pequeño (3-4 cm de diámetro).

Disponer una tortilla con el orificio grande en el fondo de un molde redondo tipo bundt y presionar levemente para que tome forma. Espolvorear con un tercio del queso rayado.

Tapar con otra tortilla y disponer en esa capa, la mezcla de carne y pimientos.

Volver a cubrir con la última tortilla de orificio grande. Colocar el otro tercio de queso repartido sobre esta tortilla.

Vuelve a cubrir con tortilla y otra capa de carne y pimiento. Finalmente otra capa de tortilla y queso y para acabar la última tortilla de agujero pequeño.

Cubrir el molde con una lámina de papel de aluminio o una bandeja de hornear.

Hornea la corona durante unos 45 minutos a 180ºC con la corona tapada.

Una vez fuera del horno, voltea la corona sobre un plato y sirve caliente.

Puedes acompañar con un poco de guacamole y pico de gallo.

Queda muy bueno y podéis rellenarlo con lo que más os guste, como por ejemplo, unas espinacas con pasas y piñones alternando con queso y una fina capa de bechamel.

También muy rico, seguro!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *