DIY. Rasca y gana para el Día del Padre

Como ya sabes se acerca el Día del Padre y con él, entran las prisas. Primero por pensar qué comprar que sea bueno para el papi de la casa, pero por otro, encontrar el momento de salir corriendo a comprarlo. ¿Qué te parecería si te dejo aquí un tarjetón para el Día del Padre con el que hacerle feliz y encima, divertirte preparándolo con los peques?

Es muy sencillo de hacer pero necesitarás unas 4-5 horas para poder tenerlo listo, aunque es mejor que lo prepares con un mínimo de un día de antelación, así te aseguras que estará el rasca-rasca bien seco para que no se pegue al sobre.

Necesitarás:

  • El tarjetón de Rasca Rasca para el Día del Padre.
  • 1 cucharada de pintura acrílica de color gris, plateada o del color que prefieras.
  • 1/2 cucharada de jabón de fregar los platos (tipo fairy o similar).
  • 1 vela, plastidecor blanco o cera anti-rozaduras (si, si, hasta para esto sirve).
  • Una tabla de corte con un cutter o bien una gillotina de papel. Si no tienes, no importa, usa unas tijeras y procura cortar bien recto.
  • Un sobre bonito para meter el tarjetón.

Te adjunto el tarjetón que puedes imprimir en casa o bien en copistería, como tú prefieras. Tienes la opción de rellenar los huecos con las opciones que prefieras con el tarjetón en blanco o bien, imprimir el que ya te doy con opciones, tal cual.

Lo tienes que imprimir en medida A5 (21×14,8 cm). Si lo quieres más pequeño, tan solo tienes que modificarlo en las preferencias de impresión de los ajustes de tu impresora. Una vez lo tengas, recórtalo al borde del margen.

Con la vela de color blanco, el plastidecor o con el anti-rozaduras, cubre cada uno de los círculos con los premios para el papá. Es como si pintaras, pero sin que lo parezca, tan solo se trata de cubrir todo la superficie del círculo con una capa encerada.

Una vez listo, prepara la mezcla de pintura acrílica y jabón de los platos y remueve bien hasta que quede homogéneo.

Pinta cada uno de los círculos intentando ceñirte a la máximo a ellos. No te preocupes si todavía se puede leer a través de la capita de pintura que acabamos de hacer. No importa. Deja secar durante un par o tres de horas para asegurarte que queda bien seco. Puedes cubrir la pintura y el pincel con un poco de plástico o film transparente de la cocina para evitar que se seque.

Una vez seco, da una segunda capa con el resto de pintura. Intenta cargar bien el pincel o de lo contrario, arrastrarás la pintura que ya está seca y se descubrirá el mensaje que guarda. Cuando quede bien cubierto, vuelve a dejar secar el tarjetón por completo. Puede que en 4 horas lo tengas listo, pero si prefieres, déjalo en un lugar a buen recaudo y que descanse hasta el día siguiente.

Para entregarlo, puedes meterlo en un sobre y añadirle una moneda, con ello tendrás el regalo perfecto para le Día del Padre, un rasca rasca hecho por ti y por los peques de la casa. Puedes dejar que rasque sólo uno de los círculos o permitirle que cada día destape uno de ellos.

¿Qué os ha parecido esta idea sencilla y práctica para regalar en éste día tan señalado? ¿Os gustaría ver más entradas de este tipo?

* Aquí podéis descargar la plantilla y una muestra. Tan solo tenéis que imprimirla.

Os dejo también la versión en catalán por si os resulta más útil.

¡Qué paséis un día estupendo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *