Tutorial. Osito de peluche

Hoy os presento un tutorial para que podáis hacer ositos de forma sencilla pero muy resultona. Son sencillos de hacer, y partiendo de éstas proporciones, podéis crear otros animalitos. Pues vamos a ello.

En estas fotos tenéis los materiales que utilizaremos. Para el modelado de éste osito, he utilizado:

  • Pasta de modelar de Squires Kitchen (para mí la mejor) que ya viene coloreada en color Teddy Bear.
  • Pasta de modelar de Squires Kitchen en color blanco. Como podéis observar son las mismas cantidades de uno que de otro.
  • Pegamento comestible (yo lo hago con 1/4 cucharadita de postre de CMC y 2 cucharadas soperas de agua mineral, lo dejo que se diluya y listo para usar. Si lo hacéis de un día para otro mejor y luego lo podéis conservar en nevera)
  • Un pincelito pequeño para el pegamento.
  • Crisco o maicena en una gasa (no sale en la foto), por si se os pega la pasta de modelar a las manos.
  • Una bolsa zip para ir guardando la pasta de modelar mientras no la utilicéis (recordad que se endurece más fácilmente)
  • Estecas. Una de corte, una con un bolillo pequeñito, y una con el borde dentado (amarilla en la primera foto) o bien una rueda dentada (verde en la primera foto)
  • Un palillo redondo que servirá para hacer de columna vertebral del osito.
  • Una base de porex para trabajar con el oso (recordad que el palillo sobresale por la parte de abajo)

Primero de todo coloreamos la masa en diferentes colores para el oso. El primer color, que será el oso en sí, es el color que se ve en el cilindro grande que corresponde a una parte blanca de la misma medida que la marron pequeña de arriba, y una porción de color marrón del mismo tamaño de la que véis en blanco. Es decir con los colores  invertidos, es que pensaba que le había hecho foto y no se la hice, mil perdones.

Partiendo de la pieza que será el cuerpo, la marcamos ligéramente en 6 partes (en la foto veréis que hay una más grande, esa corresponde a 2 porciones). Tenéis que cortar las cuatro que hay más marcadas, y la otra, la que os he dicho que son dos piezas, dejarla como pieza única.

Una vez lo tengáis, dos de esas porciones simples, las cortaremos por la mitad. Serán las extremidades. Obtendremos de ésta manera, una pieza doble (cuerpo), una pieza simple (cabeza) y dos piezas simples partidas por la mitad (patas), la porción que nos sobra la reservaremos, por si queremos hacer algún detalle, además de hacer las orejas y la cola. En la siguiente foto os he puesto la ubicación de cada pieza, así como unas bolitas de color más claro (para el morrete y el interior de las orejas) y otra en color blanco para algún detalle adicional. También posteriormente, cuando le hagamos el hocico, necesitaremos un poquitín del color marrón inicial, que era más oscuro.

Con la pieza que será el cuerpo , vamos a formar una bolita bien amasada, y le daremos forma de pera, inclinando las manos un poco, ejerceremos más presión en una parte de la bolita que en el otro, y ns quedará como en la foto de abajo. Luego al ponerla sobre el porex, le daremos un poco más de formita, yo le dí forma con el culete respingón, pero también lo podéis hacer con la panza bien llena, eso ya va a gustos.

Con las bolitas que serán las patas, haremos un proceso similar, partiendo de una bolita, le iremos dando forma de pera alargada, como una lágrima. Luego le podemos aplanar la base de la pata (lo que sería la planta del pie). Una vez tengamos las dos patitas, las pegamos a los laterales del cuerpo del osos, con un poco de pegamento (ojo con los excesos, que luego se ven los brillos)

Aquí podéis ver como quedan pegadas las patitas al cuerpo. Y como se marca con la rueda dentada, las costuras de nuestro osito de trapo.

En la imagen siguiente, véis los bracitos. Se parte de la misma manera que hemos hecho para las patitas, pero dándole un poco de forma y sin aplanarrle las palmas.

Pegaremos los bracitos justo en la inserción de donde colocaremos la cabecita, de ésta manera no se verá ningún defecto. Y luego una vez peguemos la cabeza quedará todo genial. por cierto, la cabecita es una bolita a la que le hemos dado un poco de formita, pero la podéis dejar bien redonda.

Ahora pasamos a hacerle la cara, primero las orejas. Con las bolitas que hemos dejado separadas para las orejas, y unas minimini-blitas que haremos en color clarito, hacemos las orejitas. de manera que la parte interna quedará más clarita.

Una vez tengamos las orejas les hacemos una muesca o corte hasta la mitad, de tal manera que al pellizcar por la parte del corte quede como un orejita cerrada (que difícil de explicar, madre!!!!) Para pegarlas bien haremos una agujerito-hendidura en los laterales de la cabeza para poner un poco de pegamento e insertar las orejas.

Aquí tenéis las orejas insertadas sin acabar, y en la otra foto, véis que les estoy dando con el bolillo. Esto va a gustos, podéis o no hacerlo.

Ahora hacemos el pelito (que también es opcional, por supuesto). Estiráis una pequeña bolita de gum paste de color más oscuro y le hacéis unos cortes longitudinales, y luego cada tirilla que os queda la retorcéis sobre si misma, dándole un aspecto de tirabuzón. Quitáis el exceso de pasta de modelar y lo pegáis en vuestro oso.

Ahora quedará ponerle el morrete. Yo lo hago en tres piezas, dos bolitas iguales claritas que son los mofletes y una más pequeña y oscura, que es el hocico, al que le doy forma de triangulo invertido (con la punta hacia abajo). Le marco los ojos con el bolillo y le pongo un poco de fondant negro para rellenar esos ojillos. Le acabo los detalles con una marca en las plantas de las patas (tipo huella) y un lacito en el pelo. También le podéis poner un parche en el culete. Imaginación al poder, chic@s!!

Y con este tutorial me despido hasta la próxima entrada!!!

Facebook 0
Twitter
Pinterest 0
Email
Imprimir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *